La gente ha tenido problemas de infertilidad hace muchos años. Debido a la incapacidad de tener hijos propios y continuar su árbol genealógico, muchas personas terminan deprimidas.

Sin embargo, gracias a la tecnología moderna, este problema tiene solución. La salida de esta situación es una madre gestante. La mujer no tiene la relación genética con el niño, porque el embrión se obtiene mediante el procedimiento de FIV. Ahora es posible realizar la inseminación de una madre sustituta con el material genético de los padres. La esperma del padre fertiliza las células madres. Los padres actúan como donantes y, por lo tanto, el niño es 100% genéticamente similar a ellos. Luego, los especialistas de la clínica transfieren el embrión a la madre gestante, que después de una FIV exitosa firma un acuerdo especial.

Me gustaría señalar que la alegría de la maternidad habría sido imposible sin el trabajo y los esfuerzos de científicos de todo el mundo que a mediados del siglo XX inventaron la FIV. Este es realmente uno de los métodos más avanzados en la medicina moderna. Durante más de treinta años después del procedimiento FIV, miles de parejas se convirtieron en padres felices.

En el laboratorio, el análisis preliminar y la selección de embriones, llevados a cabo por embriólogos experimentados, brindan a nuestros clientes la oportunidad de evitar inicialmente muchas patologías y enfermedades hereditarias. Y a veces los padres pueden descubrir el sexo del bebé. Al mismo tiempo, el futuro padre y madre estarán completamente asegurados de que la fertilización que ocurre fuera del cuerpo es absolutamente segura. El procedimiento se realiza en un laboratorio estéril y, como resultado, las células fertilizadas se colocan en el útero de una madre sustituta, lo que reduce significativamente los posibles riesgos.

Después de la transferencia de embriones comienza el proceso del embarazo tradicional. Este procedimiento ha sido usado por mucho tiempo. Los empleados de la Agencia Canadiense de Atención Médica son verdaderos profesionales de este sector y acumularon una gran experiencia y conocimiento para luchar contra la infertilidad.

Muy a menudo, a los niños que han nacido gracias a la FIV se les conoce como "niños de probeta". Estos niños son absolutamente sanos y no difieren de aquellos que han sido concebidos de forma natural, aunque los primeros 3-5 días desde el momento de la "concepción" permanecieron en el laboratorio.

Dentro de poco de tiempo después de la FIV y el niño nacerá y será transferido a sus padres biológicos. Ellos se registrarán de acuerdo con las normas en los organismos estatales pertinentes como los únicos padres legítimos del bebé.

La Agencia Canadiense de Atención Médica ha hecho todos los esfuerzos posibles para ayudar a luchar contra la infertilidad mediante la FIV. Nuestros especialistas harán todo lo posible para que pueda hacer su sueño realidad y sentir la felicidad de ser padres.

Los precios de este servicio puede encontrar en la sección Precios de los servicios

 

Por favor, comuníquese con nuestro coordinador que le dará el plan detallado del programa en el que está interesado y ofrecerá asistencia adicional.

Ingresando su número, por favor, agregue el código de su país.


* Toda su información es estrictamente confidencial y no será divulgada

Наверх
Закрыть
X

If you have any questions, please, leave you phone number or email. Our consultant will keep in touch with you to answer all your questions.



For displaying of the personalized content this website uses cookies and other relevant technologies.By clicking OK or continuining using this website without changing cookies usage settings in your browser you give concent for the appliance of this technology.